Consejos para cuidar la piscina en invierno

Visto: 5176

Finalizado el verano, es hora de empezar con el invernaje de la piscina, es decir, aquellas actuaciones con las cuales mantener la piscina a punto hasta el próximo verano, ahorrando agua y cuidando el medio ambiente.

¿Cuándo debe iniciarse el invernaje?

Se debe iniciar una vez finalizada la temporada de verano. 

¿Como ivernar la piscina?

Para el invernaje del agua de las piscinas, hay que serguir los siguientes pasos:

- Limpiar el fondo de la piscina

- Lavar el filtro a contracorriente

- Ajustar el pH del agua de la piscina entre 7,0 y 7,4

- Realizar una cloración de choque con la bomba en movimiento. De esta forma se consigue desinfectar los posibles microorganismos que pudiera haber. Se recomienda dejar actuar el cloro durante 6 horas.

- Con el filtro de la piscina funcionando, añadir el producto invernador en la dosis indicada. Repartirlo por toda la piscina y mantener el filtro en funcionamiento para asegurar una distribución homogénea en el agua.

- Si se dispone de limpiafondos hidráulicos que siempre están en el agua, es recomendable sacarlo de la piscina, secarlo, limpiarlo y guardarlo hasta la próxima temporada.

- Se recomienda colocar un cobertor a la piscina para evitar la acomulación de hojas y suciedad.

- El invernador debe aplicarse dos veces, la primera finalizada la temporada estival y la segunda entre los meses de enero y febrero.

¿Qué mantenimiento hace falta?

Una vez realizado el proceso de invernaje de la piscina, es recomendable realizar una serie de tareas de mantenimiento una vez al mes o cada dos meses. Consisten en:

- Si no se dispone de cobertor para la piscina, recoger los objetos de mayor tamaño que hayan podido caer en el agua.

- Poner en marcha el filtro de piscina durante 2 o 3 horas y pasar el limpiafondos

- Durante los meses de enero y febrero, se debe añadir la segunda dosis del invernador.

¿Qué se debe hacer después del invernaje?

Al inicio de nueva temporada de verano, hay que seguir los siguientes pasos:

- Cepillar las paredes y el fondo de la piscina con el cepillo de fondo.

- Pasar limpiafondos 

- Lavar el filtro con un lavado a cotracorriente

- Ajustar el pH del agua entre 7,2 y 7,6.

- Iniciar los tratamientos de mantenimiento habituales para el agua durante la temporada de baño.